lunes, 31 de mayo de 2010

VTF, entre la alegría y el desencanto (29/05/2010)

Esta semana ha sido bastante tranquila en lo referido a nervios. No sé, a pesar de la importancia que para mí tiene la VTF, parece como que una vez superado el reto de la MiM las cosas se ven desde otra perspectiva, como si ya estuviera todo hecho y no importasen demasiado los resultados que salgan a partir de ahora. De hecho la semana ha sido bastante intensa a nivel de entrenamientos, controlando en todo momento las sensaciones pero con más carga de la que quizá fuera aconsejable. Mucho trabajo "indoor" para evitar en la medida de lo posible el calor que ya empieza a apretar y alguna que otra salida para empezar a dar una nueva vuelta de tuerca al proceso de intento de mejora encaminada ahora a ganar velocidad. Así se puede resumir la semana en una salida por la Ronda Este haciendo dos tiradas de cinco y cuatro Km, la primera de ellas a 4.40 el km y la segunda, tras una recuperación de tres minutos a 5.05 el km, y además tres días de gimnasio, dos haciendo elíptica forzando bastante y el tercero aprovechando la cinta para preparar unas series, la más exigente de las cuales me lleva a hacer un 3000 a 4.20 el Km. Lo mejor de todo ello es que las sensaciones son óptimas y las ganas se mantienen intactas.
El caso es que después de estas sesiones el viernes, como es natural, tocaba descanso y finalmente me decidí a acercarme por Fondeguilla para recoger mi dorsal y los de la gente del pueblo, esta vez salíamos cinco del grupo, y empezar a "vivir" la carrera del sábado. Lástima que fui prontito y encontré muy poco ambiente así que decidí no alargar la estancia por esos lares y retirarme a mis cuarteles de invierno, es decir, a Castellón para descansar y tratar de mentalizarme un poquito de cara a la dura prueba del sábado.
Y así, casi sin darme cuenta, el sábado, pasados unos minutos de las cinco, ya andaba por Fondeguilla dispuesto a dar buena cuenta de esos más de 34 km con los que nos obsequiaban los amigos, nunca mejor dicho, dels "Amics de la Volta al Terme". Al final la idea era clara, salir sin ningún objetivo claro aunque siempre con la referencia de las 5.18 de Raccca del 2009 (que era el track que iba a llevar en el cacharro) y ver cómo evolucionaban las cosas. Buenos, quizás sí que había un objetivo en mente, el de ayudar el amigo Pepito, del pueblo, a conseguir una buena carrera que él sí que llegaba con ganas y, conociéndole, esas ganas podían pasarle factura. Por eso, antes de empezar labor de mentalización..... "salimos con ritmo vivo para tratar de colocarnos lo mejor posible al inicio de la subida del Muro y desde ahí hasta la Nevera con calma y guardando fuerzas que seguramente más tarde serán necesarias". Desde ese momento a muerte....
En cuanto a David y Alejandro, porque al final Barea tuvo que caerse de la lista, ellos iban a hacer la guerra por su cuenta, con muchísima más calma y el objetivo de acabar como fuera.
Antes de la carrera muchos conocidos como es normal. Seguro que me dejo muchos pero me arriesgo a nombrar a aquellos que recuerdo ahora mismo.... Roberto, que en su línea de hazañas continuas acabará en 5.49, Raccca que, como era de esperar, se sale con sus 5.07, Irene que acabará contentísima con sus aproximadamente 6.30, Albert y Teo que andan dispuestos a quitarse la espinita de la MiM y que acabarán en 5.42 y 5.32 respectivamente, Diego que acabará en 7.04, Sonieta que me pasó a mitad carrera con la predicción, jamás cumplida, de que ya me pillarás, Juan Carlos, el Kiyo, con el que pude compartir algún tramo de carrera y que también acabó muy contento.... en fin, más que me dejo en el tintero y que me tendrán que perdonar.
Por fin, a las seis en punto dan la salida y como es normal salimos..... con la idea antes mencionada de colocarnos bien de cara al Muro. Así, cuando me sale el parcial del primer Km, ¡4.10!, pa cagarse. Menos mal que cogí de referencia a Miguel porque si se me ocurre salir a cinco que tenía pensado me pasa hasta la escoba. En este primer tramo voy controlando a Pepe para que no se pierda y me junto a Albert, The Finisher, que lleva un ritmo que mantengo con relativa comodidad. Pronto, muy pronto, el Muro. Empezamos la subida sin forzar más de lo necesario, acoplándonos al ritmo que lleva la gente por delante y de esa manera nos mantenemos, más o menos, en la misma posición en que empezamos a subir. La verdad es que me estoy encontrando cómodo pero no quiero forzar porque no conozco la carrera y hay que hacer caso a los consejos de que hay que saber regular para no pagar los esfuerzos extras al final. Voy un rato siguiendo la estela de Albert que va un poco temeroso de su tobillo y empiezo a ver que Pepe se nota inquieto, "necesita" más ritmo. Intento aplacar su furia pero al poco me adelanta y, aunque sin escaparse demasiado empieza a irse poquito a poco. Pese a ello decido que voy a seguir con la táctica conservadora planificada y más adelante ya se dirá.
Y así, sube que te sube, baja que te baja, empezamos a avanzar kms que de eso se trata. Es difícil resumir las sensaciones porque esta carrera no te deja ni eso, ni sensaciones. De todas formas, alrededor del Km 10 me encuentro formando parte de un grupo en el que puedo decir que va El Checo, gran carrera la suya, Paqui, del Mur i Castell, que desafortunadamente después tendrá que abandonar por un percance en el tobillo, y el Kiyo en animada conversación con Paqui sobre la experiencia vivida en Zegama. No tengo claro que ese sea mi sitio en la carrera o si más adelante lo pagaré pero de momento me agarro a este grupo y, también es cierto, no voy demasiado incómodo. Es más, incluso en uno de esos tramos, en peligro de extinción en esta carrera, que te permiten rodar un poquito me adelanto un poco al grupo pero siempre sabiendo que acabaría siendo absorbido por ellos, con el objetivo de ver la respuesta de mi cuerpo a un ritmo más elevado, en torno a 5.30.
Acabado este respiro enseguida me dan alcance y en las bajadas, poco a poco, voy perdiendo algo el contacto. En fin, fue bonito mientras duró. Tampoco me baja la moral y me centro en dar buena cuenta de la subida hasta la Nevera, lo que hago a un ritmo bueno y con las piernas diciéndome que andan con fuerzas y, finalmente me planto arriba en 2.20 más o menos (algo más que menos). En este control paro un poco más de lo normal para hidratarme bien, comer algo y prepararme el bidón con sales. Acabada esta importante tarea, y con el grupo anterior a la vista, afronto el tramo antes del tramo técnico de bajada con buenas sensaciones pero a partir de ahora empieza un pequeño calvario que durará hasta el control de antes del Alt del Senyor.... Todo empieza en forma de accidente en forma de tremendo golpe en la espinilla con una piedra que, al margen de una herida sin mayor importancia, me deja un fuerte dolor en la zona que no me deja ir demasiado cómodo. Entre esto y la bajada en sí, resbaladiza y peligrosa, pierdo un poco la cabeza y paso por el único momento realmente difícil del día. No fue demasiado tiempo pero sí el necesario para acabar de perder el contacto con el grupo de Juan Carlos (algo que imagino que antes o después hubiera ocurrido pero....). Pasado este primer momento de dificultad me centro en recobrar sensaciones y trato de pasar de la mejor manera posible este tramo. Así, poco a poco, con un pequeño despiste más que me lleva a perderme en la senda de hormigón previa al control pero que tampoco supone demasiado tiempo me planto en el control donde me tomaré un gel amenizado por el hombre del megáfono (qué energía la suya). Aquí recibo los ánimos de Jose, compañero de trabajo, que siempre aparece en los momentos más oportunos. Comentamos brevemente la jugada y enseguida a por la segunda parte de la carrera, la que según todos los que la conocen te coloca en tu verdadero sitio.

Inicio el ascenso al Alt del Senyor con un objetivo claro, ir de menos a más hasta meta, recuperando primero sensaciones para después tratar de forzar si las fuerzas lo permiten. Salgo del control con algo menos de 3.10, creo recordar, y empiezo a subir sin darlo todo. Pese a ello adelanto alguna posición lo que me da ánimo y fuerza para buscar un buen ritmo. Acabado el alto, otra vez para abajo para alcanzar el control de Colom. Esta bajada, sin ser un prodigio por mi parte, la hago bastante mejor que la anterior y el dolor parece historia y se queda en anécdota en forma de pequeña molestia. En cuanto a las piernas mejor que bien. En estos momentos me planteo, creo que por primera vez, cuál ha de ser el objetivo de tiempos y me planteo apurar las cinco horas y media.
Llegados a Colom me planteo una breve parada para tomar un vasito de Cola y algo de fruta y cuando voy a salir una voz como salida de la nada pronuncia mi nombre.... al girarme me encuentro a Pepito tirado en una silla con un quinto en la mano y con muy mala cara. Me dice que siga, que él anda fundido y que ya llegará pero en una decisión de esas que se toman en décimas de segundo le respondo que nada de eso (bueno, algo más fuerte), que se levante y que vamos a llegar juntos como sea. No fue fácil convencerle pero al final consigo que me siga y, desde este momento, llevaré guardaespaldas hasta el final. Desde aquí hasta el final, por no hacerlo demasiado largo, va a ser una batalla para conseguir que Pepe no se me hunda, tratando de imponer un ritmo que permita, por un lado, ser competitivos y, por otro, que pueda seguirme sin acabar de cascar. Y así, poco a poco, subimos la Lloma del Tio Cirera, Rodeno y Pipa. Creo que si el infierno existe y la mentira es pecado, aunque sea piadosa, después de esta no me libro de él porque la carrera se componía de "venga, que queda este repecho y ya hemos acabado esta subida", "después de ésta queda una suavecita (Pipa)", y cosas por el estilo.
Al final conseguimos llegar a la cumbre de Pipa, momento en el que nos dan alcance Albert y Agape. Desde ahí, pues de la mejor manera que supe bajamos Pipa y, llegados al río pues a rebufo de ambos, dejo a Pepe que va algo fundido pero sabiendo que ya va a llegar y, después de descolgarme, más por un tema mental que de fuerzas, de ambos a la entrada del pueblo, acabo por cruzar la meta en 5.42.42, un tiempo que, antes de empezar me hubiera parecido más que correcto.

Tres minutos después llega Pepe, contentísimo en ese momento aunque después andaba algo defraudado (ánimo machote). Enseguida a las duchas donde nos enteramos del abandono de David, fiel compañero hasta les Oronetes en la MiM, y al cabo de un rato, después de ver la entrada del último componente del "Albentosa's Team", Alejandro, pues a disfrutar de unas buenas birrillas y algún que otro aperitivo a la espera de la hora de la comida. La comida, bien gracias, en compañía de Pepe y Alejandro, Tossal, Nere, Txopo y Paco ("retirados" los tres), Ruben, las Suertecitas.....
Llegada la hora del balance, como ya expreso en el título de esta crónica, pues entre la alegría y el desencanto. Alegría porque entiendo que para ser mi debut en la carrera el tiempo se puede catalogar como bueno y, sobre todo, por haber podido ayudar a que Pepe pudiese acabar de una manera adecuada. ¿Desencanto?... pues sin arrepentirme de nada de lo hecho durante la carrera, me quedo con la sensación de que sin la "pajarilla" de Pepe y habiendo conocido mejor el recorrido el tiempo en meta hubiera estado claramente por debajo de 5.30, dicho esto siempre con  ese punto de duda de si en otras condiciones el que hubiera petado no hubiera sido yo. Pero, a la vista de cómo acabé y de cómo estaba ayer y hoy mismo, creo que estado de forma me hubiera llevado a bajar entre quince y veinte minutos lo conseguido.
De todas formas CONTENTO y SATISFECHO porque también la VTF ha caído y sigo encontrándome fuerte, con ánimos para seguir (aunque inevitablemente habrá que bajar un poquito el pistón) y con ganas de encontrar nuevos retos en esta bonita historia del 2010.
Bueno, al final, como ya he dicho 5.42.42 para, según el Garmin, 34210 metros y 1977 metros de D+.

Os dejo enlace al historial del cacharro VTF 2010

6 comentarios:

Zarpazzo dijo...

ENHORABUENA CRACK..............VAYA RITMO LLEVAS DE CARRERAS, SUPERANDO UNA TRAS OTRA.....EN FIN, ME HUBIERA GUSTADO VEROS PERO "AQUILES" MANDA Y AHORA ME PIDE DESCANSAR....JAJAJAJA
LO DICHO, ESTAS QUE TE SALES!!

tinyo dijo...

Pepeeee, ya me dijeron tus presuntos compis de carrera que al final el pie te había dejado fuera de combate. Una lástima....
No te preocupes y recúpérate que lo primero es lo primero. Saludos máquina

Miguel dijo...

Bien Rober....BIEN!!....que esto de meternos la VTF entre pecho y espalda tras la MIM tiene sus riesgos....y los superaste de buenas maneras.....BRAVO!!

Vaya 2010 que te estas marcando!!

Saludos y un abrazo....extensivo tambien para Pepe si tienes ocasión de verlo.

tinyo dijo...

Gracias Miguel por tus ánimos; han sido vitales durante todo este duro tramo de temporada. Recuerda que tenemos pendiente una buena celebración.
En fin, ahora parece que nuestros caminos se separan temporalmente así que mucha suerte a los dos y seguimos en contacto.

Ferrato dijo...

5h 42'??? Bien, bien... Ahí ya hay que remar, eh. Enhorabuena, Rober, estás como un toro. Que añito te estás marcando...

Nos vemos en Moró.

tinyo dijo...

Tiembla Fer que en Moró voy a por ti (-.
Gracias por los ánimos y sí, nos vemos en Moró. Espero que todo bien