domingo, 23 de mayo de 2010

Entre la MiM y la VTF, ¿qué menos que Cortes?

Después de la inmensa alegría de ser Finisher y además Sub8 en la Marató i Mitja empezaba la semana postMiM con una pregunta que me trae algo loco, ¿cómo mantener el nivel de motivación a partir de ahora?. En serio, todo el domingo después de la MiM me lo pasé, aparte de descansando y disfrutando de una maravillosa paella en un bonito chalet de la zona de Torrent, dándole vueltas al tarro y tratando de encontrar las fuerzas necesarias para seguir adelante con el mismo nivel de motivación que el logrado hasta ahora. Al final, después de mucho pensar llegué a la conclusión de que por lo menos hasta la VTF había que seguir igual, que alcanzar esta mítica prueba con un nivel de preparación tan bueno no iba a ser tarea fácil otros años y que había que aprovechar. Por tanto, para la semana, mucha tranquilidad en las rodadas, que al final se concentraron bastante en la cinta y en la elíptica porque el calor de mediodía no me acababa de convencer para salir a rodar, y para el sábado la carrera de Cortes.
Y así, con la deserción de última hora de Pepe, pero con la compañía confirmada de Jorge, el compi de entrenes, y Vicente Olucha, Bilbobolsoi, que creo que serán buenas referencias, después de un breve aunque "curvado" viaje por las carreteras de Gúdar me planté con bastante tiempo de sobra en Cortes de Arenoso dispuesto a disfrutar de una nueva carrera por esas montañas de Dios, organizada esta vez por la Asociación el Peirón. Y aunque en el momento de la inscripción, un mes atrás, me lo planteaba como una carrera suave que me permitiese mantener un buen estado de forma pensando en la VTF, después de comprobar que el perfil de aquella edición de 2008 en nada se parece al de este año, empezaba a temerme que no iba a ser lo que se dice una carrera fácil.
En la previa, y después de un breve calentamiento en compañía de Jorge, destacar la xarraeta con los hermanos Iglesias, Berto y Ayacucho quien, muy cachondo él, me comenta que no me pierdo una a lo que solamente queda añadir que quizá no sea él la persona más adecuada para ese comentario... en fin, un placer compartir esos segundos previos a la salida con vosotros. Llegado el momento se da la salida y, pese a lo comentado en la previa, el amigo Jorge se lanza a por todas y, claro, no tengo más remedio que tratar de seguirle junto con el amigo Vicente. La carrera se puede resumir en una larga subida hasta el Km 12, con descansos intermedios claro, y a partir de entonces casi, y luego explicaré el casi, una bajada hasta meta. Así, después de un primer repecho por las calles del pueblo, entramos en zona de senda que, inicialmente, es un tobogán continuo pero que enseguida se convertirá en una larga y sostenida subida. Para entonces ya veía yo que el ritmo marcado por Jorge era más de lo que mi cabeza estaba dispuesta a consentir así que muy pronto decidí bajar las revoluciones y hacer la guerra por mi cuenta. De esta manera, con sensaciones más bien malas, subí, subí y seguí subiendo, con pequeños descansos hacia el Cabezo de la Cruz, punto más elevado de la carrera. Nuevamente, y como viene siendo habitual, las sensaciones iban mejorando con el paso de los Kms de manera que al alcanzar el ya mencionado Cabezo de la Cruz ya iba dispuesto a tratar de aprovechar el supuesto terreno favorable para marcarme una buena rodada a ritmo elevado hasta meta (o hasta que las fuerzas alcanzasen). En este punto, Km 12 aproximadamente el crono marcaba 1.32 así que si quedaban 11 Km pensaba yo en un tiempo alrededor de las 2.35 (algo que tampoco acabó siendo muy desacertado).
Después de un breve avituallamiento me lanzo hacia abajo con la idea antes mencionada. Sin embargo el terreno es bastante menos favorable de lo que me imaginaba y se hace complicado mantener un ritmo constante y elevado a pesar de que me encuentro bastante bien de piernas y de cabeza. Así, en los nueve km siguientes marco un parcial de 49 minutos que, analizado desde casa, creo que es un buen dato a pesar de que en la carrera no acababa de estar satisfecho del ritmo que llevaba. Como ya he comentado el terreno era bastante complicadillo y, pese al continuo descenso, se hacía difícil mantener un ritmo adecuado. Y a ello tampoco contribuyeron los tres sustos en forma de torceduras que me hicieron temer por la VTF y me convencieron de conservar un poco.
Llegado el Km 21, cuando ya estás con la idea de tenerlo todo hecho, alcanzamos la pista que dos años atrás nos condujo hasta el pueblo. Pero este año enseguida nos desvían por otra senda que empieza a bajar en un descenso complicado (aunque muy bonito) y que nos dejará a los pies de la trampa final, una subida de apenas 200 metros pero que se llama pendiente del 25% (más o menos) y que, como podréis comprender a estas alturas y más después del largo descenso, se agarra a las piernas y parece no acabar nunca. Arriba nos espera el último avituallamiento, algo normal ya que hemos subido hasta la planta embotelladora del agua de Cortes y desde aquí un último y pronunciado descenso que acaba en un último repecho de entrada al pueblo y unos cien metros finales que permiten hasta el sprint final, ese del lucimiento. Al final un tiempo de 2.40:24 para 23080 metros, posición 29 y con Jorge entrando apenas minuto y medio antes lo que significa que en esa segunda mitad que, teóricamente, debía ser más favorable a sus condiciones le había rebajado algo de tiempo. Vicente, por su parte, entraba en algo más de 2.30.
En fin, bonita carrera de montaña que transcurre casi en su totalidad por sendas y con terreno complicado para rodar.
Como siempre os dejo los datos del cacharro y el enlace a la web que contiene los mismos: 23080 metros con D+ de 802 (datos que entiendo que no dan una visión real de la dureza de la prueba).

7 comentarios:

Zarpazzo dijo...

Bien, bien Rober.......TOTA PEDRA FA PARED!!!....Suma y sigue. Ya veras, seguro que tiempazo en la VTF. Ale, ale que ya queda menosssssssss

Ferrato dijo...

No te pierdes una, ¿eh?

Cuida esos tobillos que te van a hacer falta para la Volta al Terme... jijiji.

Enhorabuena y suerte para el sábado.

Ah, la motivación viene con las buenas sensaciones o los buenos resultados. No la busques, que llega sola.

tinyo dijo...

Pepe, ¿qué es un tiempazo en la VTF?. Te aseguro que de partida me conformo con acabarla dignamente que las piernas empiezan a pesar y ese monstruo asusta. Nos vemos por Fondeguilla.
Fer, ya te digo, los tobillos, especialmente el derecho, estuvieron cerca del desastre así que al final decidí pisar con cuidadín. Por la motivación no te preocupes que es una manera de quitarme presión. Entre tú y yo, hipermotivado pero cansado así que ya veremos cómo sale todo. Ah, a ver si nos vemos en Moró.
Gracias por los ánimos.

Miguel dijo...

.......Heeeyyyy....que alguien te quite las Duracell....Kin tío!!, no para ni aunque le aten los cordones de las zapatillas!!

...ale Tinyo, buena carrerica, buen puesto, y ahora a darlo todo en la VTF, a pesar de tus dudas, creo que te saldrá una gran Volta....al tiempo.

Quedan 4 días!!...nos vemos

Vicente Olucha dijo...

Hola Roberto, felicitarte por la cronica de la carrera de Cortes
Mucha suerte para la Volta al Terme

Saludos

tinyo dijo...

Miguel, ¿y tú tienes el valor de llamarme "osito"?. MiM, VTF, CCC, etc....... que alguien valore esto.
En fin, el sábado nos vemos por la VTF a ver cómo se nos da eso de subir y bajar por cuestas. Por cierto, un "detalle" lo del reto de Orpesa Kbrnct.
Vicente!!! Un gusto compartir la mañana contigo por tierras de Cortes y muy buena carrera la tuya. Al año que viene, como dice Jorge, habrá que volver y quedar más arriba todavía. Saludos

depiedraenpiedra dijo...

Ni me había enterado de que había vida entre la MiM y la VTF....
enhorabuena por la carrerita!!
nos vemos mañana, en la salida.