lunes, 14 de mayo de 2012

Marató i Mitja; la decepción

Cartel de la edición del 2012
La Marató i Mitja Castelló-Penyagolosa (MiM) organizada a iniciativa del Club Deportivo Marató i Mitja Castelló-Penyagolosa, es una carrera de montaña de gran distancia pionera en nuestra provincia (en la Comunidad Valenciana y a nivel nacional). La MiM es una prueba de resistencia bajo la categoría de semi-autosuficiencia, que a partir de la ciudad de Castellón, recorre caminos de montaña y senderos de las comarcas de L’Alcalaten, L’Alt Maestrat  y del Parque Natural del Penyagolosa, atravesando en su trayecto las localidades de Borriol, Les Useres, Xodos y Vistabella, para llegar a la meta situada en Sant Joan de Penyagolosa.
marató i mitja.com


Después de dos participaciones en la prueba, años 2009 y 2010, la primera de ellas con la única intención de conocer tanto una distancia como esta como la carrera en sí, y la segunda convertida en, más que probablemente, la mejor experiencia que he tenido a lo largo de mis casi cinco años como corredor popular, el año pasado una serie de circunstancias desfavorables, básicamente en el ámbito laboral, desembocaron en mi renuncia a participar en la decimotercera edición de la prueba. Ya desde ese momento por mi cabeza rondó la idea de que para el 2012 la MiM pasaba a ser objetivo prioritario. Y esa idea acabó de tomar forma cuando la desgracia se cebó con esta gran familia runner pocos días después de la celebración de esa edición; la desaparición en trágicas circunstancias de una de las personas que más ha podido disfrutar compitiendo o simplemente formando parte de esta carrera me hizo plantearme que pasase lo que pasase en mayo de 2012 formaría parte de la historia de esta carrera y que lo haría, en gran parte, como homenaje a Irene, la Niña de la Lloma desde esa espectacular edición del 2010 en la que compartimos la ilusión de intentar ser sub8, y un largo periodo de entrenamientos, además de la mayor parte de la carrera formando parte de ese ya "famosillo" Tren de las 8.30.

Muchas jornadas de preparación, muchas horas invertidas, no diré que mucho sufrimiento pero sí dedicación quedaban detrás el viernes cuando me acercaba a la Plaza de las Aulas para cumplir con el trámite de recogida del dorsal y, de paso, palpaba lo que se intuía como un inmejorable ambiente de cara a la jornada del sábado. Muchísima fue la gente con la que pude compartir un rato durante la tarde pero me vais a permitir que lo personalice en la figura de Raccca al que volví a ver después de mucho tiempo antes de que afrontase su gran aventura de la CSP. En fin, una buena tarde con la gente del mundillo, compartiendo experiencias, anécdotas y alguna que otra cervecita fueron testigos del paso de la tarde y de los nervios de todos y cada uno de los que por allí estábamos. Y así pasó la tarde, llena de momentos mágicos pero sobre todo llena de esperanzas e ilusiones, cada uno de nosotros con sus objetivos en mente y con sus miedos, sobre todo a ese calor que ya se anunciaba y se dejaba ver, dentro de lo más profundo. Al día siguiente, cuando apenas habíamos podido conciliar el sueño tocaba despertar pronto, dar buena cuenta de ese ritual de preparación que todos tenemos para las carreras (que en ocasiones como éstas suele ser todavía más maniático) y desplazarnos hacia el lugar de salida, en esta ocasión en la Universitat Jaume I lo que se configura como uno de los aciertos de esta edición. Una vez allí, más nervios, más esperanza, más ilusiones y más amigos a los que saludar antes de que, a las seis de la mañana, una vez ubicados en el cajón sub8, se diese la salida a esta edición de la Marató i Mitja. Desde el principio el objetivo claramente marcado (acercarme a las 7.30) y el grupeto con Sanmi y con Pepe, enhorabuena a los dos, claramente marcado.

Todavía con buenas piernas y cómodo
Y así, con el "pistoletazo" de salida, primeros metros por la pista de atletismo y enseguida a salir a la carretera para ir al encuentro del trazado original. Un buen tramo añadido, en torno a los 1200 metros parece ser, todo ello por asfalto y en el que conseguí de manera inmediata entrar en dinámica y marcar un ritmo bueno para el objetivo marcado. Y así hasta la llegada a la zona de Penyeta con el primer repecho fuerte y con la ascensión a la cantera que empezaron a poner a prueba las piernas. Primer examen pasado sin dificultades y enseguida hacia La Coma y de ahí a Borriol. El ritmo seguía siendo bueno y las piernas seguían respondiendo cuando alcanzamos Borriol y nos dirigimos a la Pedra (en la foto podemos vernos en los primeros momentos de ascensión, todavía suaves). Cierto es que en los primeros compases de la ascensión llegó el primer momento de "crisis" ya que las piernas parecieron notar el cambio de ritmo después de una hora de trote constante y cómodo, pero también es verdad que pronto volvieron las buenas sensaciones y sin querer forzar más de la cuenta y con "Lorenzo" empezando a dejarse ver dimos buena cuenta de la primera dificultad seria de la prueba. A partir de ahí, con el intermedio del avituallamiento, que hicimos breve, volvía otro tramo suave que nos debía llevar a les Oronetes, segundo avituallamiento del día. Nuevamente volvimos a poner el ritmo reservón especialmente en mi caso que iba reservando fuerzas en los pocos repechos de este tramo y cuidando mucho de no tener accidentes en algún tramo técnico que nos encontramos. Y así hasta cruzar la carretera de Moró donde nuevamente nuestro equipo de logística (Jorge, Alonso y Jordi) nos surtía de líquido algo muy necesario porque el calor empezaba a dejarse notar...

Poco después de esto, sin saber por qué, llegó el final. Pese a tratar de reservar en el tramo último antes de les Oronetes, de pronto un pinchazo en la parte trasera del muslo hizo saltar las alarmas. No pasa nada, ando un rato y recupero. Pues no señor, después de andar un par de minutos, quizá algo más vuelvo a trotar con el grupo todavía a la vista pero nuevamente pinchazo lo que me hace temer lo peor. ¿Solución?. Todo el tramo de subida hasta casi el avituallamiento andando de nuevo con la esperanza de poder recuperar pero desgraciadamente, ya casi llegando al avituallamiento, aprovechando un tramo de descenso intento trotar pero no hay manera así que al llegar al mismo decido poner pie a tierra y abandonar la MiM más amarga de todas las que pude imaginar.

Han pasado ya dos días desde la decepción y todavía le doy vueltas a qué pudo haber fallado. No tengo nada claro pero siendo sincero con todos debo reconocer dos cosas; la primera de ellas es que el cuerpo llevaba un mes dando señales de fatiga (y eso debo achacarlo a la Maratona di Roma y su preparación; no me arrepiento de ello pero parte de lo de ayer es el peaje que me ha tocado pagar). La segunda; a pesar de que físicamente me encontraba bien, mentalmente no había alcanzado la dureza de hace dos años y eso en la MiM se paga. Igual hubiera sido peor pero creo que estas circunstancias en el 2010 no me hubieran llevado a dejarlo, al menos hasta Les Useres...

Bien, lo dejo ya porque poco queda que contar. Es difícil contar decepciones y hoy no es una excepción. Solamente me queda felicitar a la organización y, sobre todo, a todos los valientes que nos atrevimos con esta aventura, y más en un día como el del sábado (vuestras caras en Xodos eran auténticos poemas). Y felicitar doblemente a todos los que acabasteis. Y todavía más a Sanmi, un verdadero campeón en carrera y más aún como persona: tu llegada me emocionó como pocas veces me ha ocurrido. Me hubiera gustado entrar contigo y compartir esa dedicatoria que teníamos preparada así que me permitirás que la haga un poquito mío. Gracias por compartir esta ilusión.

Y solamente una cosa más; de todo este periodo de reflexión desde el sábado solamente he sacado una cosa clara, un objetivo: la Marató i Mitja 2013. Allí estaré y allí espero encontrarme con vosotros.

13 comentarios:

Dani dijo...

Bueno crónica, aunque corta debido a esa astillita, se nota que la empezaste con muchas ilusiones. El año que viene será otro año y otra oportunidad será posible.
Es todo un honor que hayas decidido ilustrar tu crónica con una de mis fotografías.
Igual el año que viene nos volvemos a encontrar en la MIM, pero si no pasa nada, esta vez será en la línea de salida.
Un saludo.

Manu dijo...

Después de leer la crónica me imagino lo que habrá pasado por tu cabeza antes de valorar esa sabia decisión, creo que la más aceptada. Te he oído hablar con tanta ilusión de la MiM que creo que una parte de nosotros estaba contigo , debe ser un reto muy importante para tí por ese sentimiento ahora dolido que expresas, y te animo a continuar, a seguir corriendo por el asfalto o la montaña en este deporte que tanto nos llena, quedan muchas ediciones y la experiencia que has vivido te servirá para preparla el año que viene sin contratiempos.
Un buen fisio y reposo te harán empezar a buscar nuevos retos y Metas y siempre nos tendrás para apoyarte en esas largas y duras carreras. Ufffffff.
Un abrazo muy fuerte Tinyo de todo el C.A.Rocafort Running

miguelflor dijo...

El año que viene mas y mejora, ahora a seguir con otro objetivo a corto plazo y a olvidar. Con todo el cariño que le pones a una carrera si luego se trunca es el peor de los sinsabores deportivos pero hay que levantarse y seguir que es lo que nos hace grandes. El año que viene también intentaré estar yo en la salida de la MIM, una abrazo.

Tinyo dijo...

Dani, gracias por la visita y "disculpa" habeme apropiado de tu foto. Te debo unas birrillas. Un abrazo

Tinyo dijo...

Manu, muchas gracias. Con gente como tú, como vosotros, todo es más fácil de llevar y lo malo se olvida antes. Entre tu y yo, el próximo objetivo importante se llamará Maratón de Valencia. Espero poder compartir muchos largos con todos vosotros. Un abrazo y ,reitero, gracias de corazón

Tinyo dijo...

MIguel, ¿qué puedo decir?. Esta edición de la MiM era muy especial y aunque "necesitaba" llegar a meta también es cierto que creo que era arriesgar mucho así que al ño que viene, como bien dices, más y mejor.
Un abrazo

Victor dijo...

Pues Roberto ya somos dos los que lo tenemos claro: mim2013!!!!!!
Muchos Ánimos

sanmi6619 dijo...

Gracias por los piropos, ya sabes que es parte tuya esa dedicatoria, si te llego a ver antes de entrar, hubieses entrado conmigo, pero en esos momentos la emocion no me dejaba ver nada.
Animo, campeon

Vicente Olucha dijo...

Hola Roberto, !!que pasa campeón!!
Arriba esos ánimos!!!!
nada,...., un mal día, lo podemos tener todos, nervios, tensión,sueño,..
A veces, hay que dar un pasito para atrás, para luego dar un gran paso para delante, y ese será el que darás en la MIM del 2013

¡¡Un fuerte abrazo!!

Rocafort Running dijo...

Muy buena la crónica. Gracias por compartir tu experiencia con todos nosotros. Ya sabes que el cuerpo es muy sabio y si te dijo que parases es por algo. Aun te quedan muchas carreras por hacer y el año que viene volverás a tener la ilusión de la MiM de nuevo. Ahora a recuperarse y nos vemos entrenando por Rocafort. Un saludo.

RAMONRUNNING dijo...

Muchos animos Tinyo y a seguir con tus metas. El proximo año lucharemos por llegar a San Joan y lo conseguiremos.
Un fuerte abrazo y muchos animos.

Jose dijo...

Hola Tinyo
El año que viene hay otra MIM, por lo tanto quizas el 2013 sea el año, sigue adelante y no pares...

Animo!!!!!!!

Un abrazo
Jose
TROTASENDES BENICALAP

Anna dijo...

Hola Roberto!!

Te quiero ver en la MIM 2013 y disfrutarla como un enano. O sufrirla y disfrutar en meta, jeje.

Un saludo y "palante". Besicos1