lunes, 18 de octubre de 2010

Estamos de vuelta tras un largo paréntesis: I Rodeno Cursa (17/10)

Ayer domingo, después de un largo paréntesis de más de un mes retomamos la rutina de las carreras acudiendo a la primera edición de la Rodeno Cursa, en Nules. Pero antes de esto voy a tratar de hacer, de manera resumida, un pequeño recorrido por el último mes dado que los acontecimientos creo que merecen la pena ser descritos.
Después de la carrera de Catí tenía prevista mi participación en la Fons de la Tardor (La Vall d'Uixó) que además este año era Copa de España. Sin embargo la misma mañana de la prueba, apenas un par de horas antes de su inicio decidí no participar por un motivo claro; pequeñas molestias que podían poner en peligro mi "participación", en este caso estelar, de la " prueba" que me esperaba el uno de octubre.

Y para el uno de octubre estaba programada, ni más ni menos, que mi boda. Muchos de los que me leéis ya sois sabedores de ella pero os ha pillado por sorpresa. El caso es que la intención era muy clara y se resume en hacer algo muy íntimo y sencillito así que muchísima gente de los que andáis "alrededor" de mi vida ni tan siquiera lo sabíais. El caso es que después de mucho tiempo conviviendo con Mónica, con un resultado maravilloso de nombre Leyre nos decidimos a "formalizar", o mejor oficializar nuestra relación pasando por el trance de darnos el "síquiero" delante de unos pocos elegidos. Bien podríamos decir que eso sí que es una buena ultra pero bueno, dado que ya andábamos entrenados para ella las sensaciones fueron buenas, el avituallamiento exquisito y el nivel de hidratación "adecuado".
Finalizado el momento boda, y antes de tomarnos un bien merecido descanso por tierras astures, tenía previsto para el domingo 3 de octubre finalizar la Lliga Castelló Nord por tierras de Vilafranca pero en este caso se me hizo muy cuesta arriba coger el coche y pegarme la paliza de más de dos horas de ida y otras tantas de vuelta así que decidí no ser de la partida a pesar de que me apetecía muchísimo formar parte de esta etapa final de la Lliga.
Como ya he comentado en el párrafo anterior, la semana del cuatro de octubre se gastó por tierras astures, entre bonitos y variados paseos y visitas por la zona (Oviedo, Picos de Europa, Lagos de Covagonda, Proaza, etc...) y copiosas comidas a las que los pobladores de aquellas tierras son tan aficionados. En fin, una semana de relax y de desconexión, sobre todo del trabajo porque lo que viene es de órdago y hacía falta hacerlo.
Por fin, a la vuelta del viaje, retorno a la normalidad. En primer lugar el puente por Albentosa para oxigenar el cuerpo (y de paso desintoxicarlo de tanta vianda). Por allí aproveché para hacer un par de salidas, la primera de algo menos de un par de horas a ritmo suavísimo para completar una media maratón por la vía verde de Ojos Negros y alrededores, siempre en compañía de David y Fede que me fueron de gran ayuda para retomar la rutina, y la segunda, el martes, de una horita de carrera continua a un ritmo más que decente a pesr de que la orografía elegida y, sobre todo, el tiempo con lluvia y viento, no facilitaron la tarea. Como resumen de la estancia por el pueblo se pude decir que contento con la vuelta y con sensaciones bastante mejor de las esperadas.
Para el miércoles tocaba volver de manera definitiva a la rutina; esto es, trabajo, más trabajo, y retomar de manera rigurosa (o casi) el planning marcado por Ezequiel. Y en esas pasó la semana, con mucha carga de trabajo y nos plantamos en el domingo, no si antes descartar por motivos obvios de carga física, la participación en el 10000 de Almassora.
Y para el domingo tocaba retomar la competición, algo no previsto en el planning como tal. Sin embargo me tomé mi participación en la I Rodeno Cursa como la rodada prevista de montaña así que acudí a la misma con la clara intención de no forzar la máquina y hacer un entrene de montaña como estaba previsto. Así, a la hora prevista sonó el despertador y me puse en marcha, con ligeros problemas estomacales que, todo hay que decirlo, no afectaron a mi rendimiento posterior, rumbo a Nules donde me esperaban Pepe y Alejandro, del pueblo, para dar buena cuenta del recorrido que nos había preparado la organización (aprovecho para agradecer a SocRodeno en quien personalizo a la misma todas las atenciones dispensadas que nos permitieron pasar una agradable y montañera mañana). Dado que iba a hacer un entrene en compañía decidí salir sin el Garmin así que pocas referencias podré dar de tiempos y demás pero bueno, alguna caerá. En el momento de la salida nos juntamos Pepe y yo y de esa manera dimos buena cuenta del primer tramo, asfaltero él, que nos llevó hasta la Vilavella. En este tramo nos pasó Takito, que en ese momento iba con Ayacucho, que ya anunciaba que no iba demasiado fino. El ritmo del tramo creo que fue bueno y las sensaciones también.
Afrontando los primeros tramos de subida
(Organización)
Llegados a este punto cogimos la salida de la Vilavella que en un primer momento coincidía con la Marxa Sant Sebastià aunque pronto se desviaría de la misma para afrontar la primera subida del día. Como se puede apreciar en la foto, cogido el desvío que nos llevaba a la senda, hicimos este primer tramo en fila india, con pocos adelantamientos. También podéis ver como Takito había sido devorado por la insaciable voracidad de quien esto escribe (es broma, claro). Esta primera subida que se iniciaba aquí enseguida se transformaba en una pista mucho más transitable y que permitió a cada cual ponerse en su lugar. En el punto de la foto tenía todavía delante a Pepe y por mi cabeza rondaba la duda de qué hacer, si seguir su ritmo o mantener la idea de rodar tranquilo. Finalmente me decidí por lo segundo y poco a poco Pepe fue alejándose. Gran parte de la primera subida la hice al trote (algo que ya es noticia) y en compañía de Teo y un clásico de los Xibeca, "El llarg", así como con el amigo Héctor, dels Amics de la VTF, compañero ocasional de gimnasio por Ribesalbes. Y así poco a poco fuimos dando cuenta de la ascensión que, si mi memoria no me falla nos llevaría hasta aproximadamente el Kilómetro cinco. A estas alturas Pepe ya era un recuerdo que marchaba por delante y de momento había dejado detrás a los anteriormente citados (al final solamente Héctor llegaría ligeramente por detrás). A cambio me uní a Ritxi con quien compartí, con él siempre algo por delante, buena parte de la carrera, al igual que ocurrió con José Ramón, del Castelló Running (al final, Ritxi con problemas musculares cedió a mi "presión" en la Vilavella y JR acabó, pese a sus previsiones, por delante de mí). 

Al final de la subida, con cara de circunstancias
(Organización)
Pero retomemos el relato donde lo habíamos dejado, esto es, al final de la primera subida. En este punto, un par de kilómetros de descenso, planteados también a un ritmo decente pero sin forzar a tope, me dejaron a los pies de la segunda subida, significativamente más dura que la anterior. Esta subida tendrá aroximadamente un par de kilómetros, algo más, pero con pendientes más importantes, especialmente algún tramo concreto de la misma. Ante la imposibilidad de trotar de manera más o menos continuada y dado que en el ritmo de Ritxi me encontraba "cómodo" decidí pegarme a él e ir apurando la misma. Especialmente duros el tramo inicial y, sobre todo, el final, al que corresponde la imagen donde podréis apreciar las cuerdas preparadas para darnos apoyo allá donde fuera necesario. Al final de la subida tengo una referencia que me habla de 1.05 para el paso del kilómetro nueve y medio. En este punto las fuerzas están bien y el ánimo también así que empiezo a preparar la cabeza para afrontar lo que queda de carrera que dicen es lo más cómodo pero no sé yo si la segunda mitad de carrera, "topabajo", es precisamente cómodo para mí.

A correr, a correr (Cortesía de Ggroc)
No lo voy a hacer muy largo; desde aquí hasta el final la carrera se resume en correr todo lo rápido que puedas así que a eso nos aprestamos con toda la diligencia con la que fuimos capaces. Y lo cierto es que, siempre con la premisa de rodar cómodo, la cosa iba muy bien y muy tranquila hasta llegar a la Vilavella. Y digo esto porque aparte de que aquí acabó de "cascar" Ritxi, algo que me supo muy mal, el tramo final de asfalto se me hizo muy cuesta arriba (y no era precisamente hacia arriba el tramo). No sé qué fue, aparte de notaba las piernas algo cargadas, imagino que por la carga que llevo últimamente, pero el caso es que la recta hasta Nules fue eterna, incluyendo una "paradita" para reponer fuerza mental. Y menos mal que llegaron por detrás Irene e Miguel para darme ánimos y hacerme sentir algo de vergüenza torera porque con ese estímulo volví a arrancar y aunque no pude mantener su ritmo sí que me sirvió para no caer más en el desánimo. Y así hasta el final con 2.13 pelaos a pesar de los 13 segundos de más que me caen en la clasificación oficial.
El avituallamiento final una pasada y, en general, sobresaliente a la organización. Me alegró un montón volver a coincidir con todos vosotros con mención especial para Karmele y Pascual, de espectadores, Irene y Miguel, Teo, Takito, Ggroc de fotógrafo y apurando plazos de recuperación, y muchos más que me dejaré en el tintero.
Evidentemente esta vez no hay datos del Garmin por cuanto salí sin él. Sin embargo os dejo el enlace de la ruta en Wikiloc por cortesía de la organización.


6 comentarios:

Miguel dijo...

Enhorabuena Rober!! me alegro mucho!!......jeje....y pedazo semana por tierras astures, bien Rober, bien.

Un abrazo y un beso para Leyre y Monica.

Pd.....jijiji.....por cierto, en la próxima carrera ya te devolveré las pegatinas que te quitamos en Nules.....ayyyssssss

DIEGO dijo...

Enhorabuena chaval, y yo que pensaba que habías desaparecido porque estabas entrenando en secreto. Un Abrazo y hasta pronto

Tinyo dijo...

Miguel, ya vendrán tiempos mejores que ya se sabe que el que ríe último.... En serio, gracias y os veo muy fuertes.
Diegooo, ya veo que no paráis por casa ni un momento. Cualquier día se os cae y no os enterais. Gracias también. Los entrenes eran todas las carreras para el ultra que me espera a partir de ahora.

Tinyo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LoscaminosdeBilbo dijo...

!!Felicidades Roberto¡¡ , a ver si nos vemos pronto

Saludos

Tinyo dijo...

Gracias Vicente. A ver si es verdad aunque te veo muy fuerte y me da miedo que me cojas y me quemes en una de esas salidas de fin de semana. Si tienes alguna programada avísame a ver si puedo unirme al grupo.
Saludos